Con esta receta de alubias gané al concurso de cocina organizado por la Oficina Verde de la Universidad de Salamanca, en su Semana Verde se habló y mucho sobre todas las legumbres, aprovechando su año internacional.

Ingredientes para 4 personas:
  • 1 kilo de alubia negra de Tolosa (la mejor alubia del mundo)
  • 1 morcilla fresca de Beasain (pero que rica y suave es esta morcilla)
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 berza 
  • 4 Piparras (langostinos de Ibarra)
  • Aceite de oliva y sal
Esta Alubia no necesita remojo, directamente metemos la alubia en una olla grande con 5 litros de agua (1 parte de alubia, 5 de agua) y un buen chorro de aceite de oliva, acto seguido picamos la cebolla muy fina y la añadimos. Importante no mover con cuchara o similar, simplemente moveremos como si fuera un pil-pil, es una alubia frágil y rompe con facilidad.

Mantenemos durante casi 3 horas a fuego muy lento, añadimos la sal al gusto pero siempre al final para que no se rompa la alubia, 5 minutos más para mezclar sabores y listo, podremos observar la increíble textura de la alubia.


La Morcilla, simplemente la coceremos a fuego medio unos 30 minutos y la dejaremos reposar hasta servir en el mismo agua de la cocción.








Una vez  tenemos la morcilla, procedemos a cocer la berza, para ello la cortaremos en juliana, la lavaremos bien, y la cocinaremos con bastante sal.

Escurrimos, picamos los dientes de ajo en láminas y rehogamos con un poquito de aceite de oliva.



Por último colocamos las piparras en el plato y a disfrutar.









Alubias de Tolosa con morcilla de Beasain y berza



A continuación os muestro la presentación para el concurso en formato tapa, junto con las otras recetas finalistas en el concurso.


 

Quería inaugurar el blog con un plato típico toscano que os aseguro está delicioso, en este caso con un toque salmantino, aprovechando su excelente carne de morucha y su prestigioso cerdo ibérico.


Ingredientes para la pasta:

  • 1 kg de harina
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 10 gramos de sal
  • 1 vaso de agua templada

Con mucha paciencia hacer una montaña de harina, en la cima metemos el huevo, el aceite, la sal y le vamos añadiendo el agua poco a poco mientras amasamos durante media hora.


Cuando tengamos la masa bastante compacta, la troceamos y vamos haciendo rulos igual que para hacer croquetas, untar de aceite todos los rulos y lo dejamos reposar una hora antes en un lugar fresco o nevera.


 Por último vamos estirando la masa, cortamos trozos y vamos creando la forma con la palma de la mano, hasta conseguir el tamaño de la siguiente fotografía, aproximadamente 3 veces un spaghetti normal, si os fijáis bien no hace falta cortar sino que vamos colocando en la bandeja según salga haciendo forma de zig-zag, para que no se peguen espolvoreamos un poco de harina y separamos las capas con un papel de horno.



Ingredientes para el ragu:

  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • perejil fresco
  • 1/2 kg de carne picada de morucha
  • 250 gramos de carne picada de cerdo ibérico
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • sal y pimienta negra
  • 1 vaso de vino tinto de Toro
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 tomates frescos picados

El ragu lo preparamos con mucho mimo y paciencia, primero hacemos el refrito, cortamos el puerro, la zanahoria y la cebolla en cuadritos pequeños, cuando lo tenemos doradito añadimos la carne picada y el perejil, después el vino tinto y lo dejamos cocer 10 minutos antes de añadir los tomates y el azúcar, salpimentamos y lo dejamos cocer a fuego lento durante 1 o 2 horas dependiendo del tiempo de cada uno.

Por último cocer la pasta en una cazuela grande añadiendo un poco de aceite y la sal en el punto de cocción del agua durante 15-17 minutos según grosor.

Servir en un plato con un buen parmesano y a disfrutar de su auténtico sabor a Toscana.

Podemos acompañar este plato con un sabroso vino de Toro, como bogedas Sobreño, o un excelente rosso de Montepulciano, recomiendo la cantina Poliziano.

Pici al Ragu
Presentación Pici al Ragu

Cierra los ojos y disfruta de esta canción mientras saboreas este plato.
"Via con me" de Paolo Conte